ACILAC AHA de Sawes

¡Buenos días! Ya mitad de semana y yo aún si publicar ni una entrada... Pero bueno, ya ponemos hoy remedio pues os vengo a enseñar un producto de cuidado corporal que he estado usando en los últimos tiempos. Yo sufro de sequedad en la piel, tanto en la cara como en el resto del cuerpo, y ahora que ha llegado el frío ta de repente mi piel lo ha notado muchísimo. Desde Sawes me han hecho llegar un paquete que contiene un producto para el cuidado de la piel y además, muchas otras cositas. Si os apetece, vamos a ello.


Todo esto venía en el paquete. Me parece un súper detalle. Fue llegar, abrirlo, y alegrarme el día. Vamos a ver cosa por cosa si os parece bien.


En mi casa las nueces gustan muchísimo, sobre todo a mi padre, así que ya sabemos quién va a comerse la mayoría...


Venía también este botecito tan chulo con bastantes sobres de tila dentro. Yo siempre, invierno y verano, cuando me siento a trabajar en el blog, me pongo al lado una infusión o un té. La tela me ha venido muy bien porque yo a veces tengo problemas de ansiedad y precisamente ahora me había quedado sin ninguna. De hecho ahora mismo, mientras estoy haciendo la entrada, me estoy tomando una. El filtro para el té también me viene genial porque yo uso té a granel y la tetera para mí sola es muy grande.


La caja contenía también bastantes muestras de otros productos de la marca y tengo que decir que las muestras son bastante generosas.

Y ahora ya vamos con el producto principal, que es el que os enseño a continuación.


Acilac AHA es un tratamiento que nutre, repara, hidrata y regenera la piel, dejándola sedosa, elástica y tersa. Es una avanzada leche corporal de altísima calidad, no grasa y que se absorbe de inmediato. Aporta una hidratación inmediata y prolongada, da elasticidad y un efecto rejuvenecedor a la piel. Elimina totalmente la descamación, por lo que está especialmente indicada para pieles secas. La mejora es evidente en un corto plazo.

Pues nada, yo ya la estoy usando. El principal problema que tiene mi piel es la descamación. Con el frío me pongo fatal, hasta el punto de escocerme la piel. También es verdad que yo soy un poco dejada con las cremas corporales, a veces me olvido de ponerme y cuando me doy cuenta la tengo super mal. En ese punto estaba cuando esta crema llegó a mí casa, así que me la he estado poniendo y he notado mucha mejoría.

Es una crema que huele muy fresca, a crema de toda la vida, y eso me encanta. Para ser una leche corporal, no es excesivamente ligera, pero se trabaja muy bien y se absorbe, efectivamente, al momento, o al menos mi piel lo hace. Se trabaja bien y da una sensación muy calmante. No la suelo poner todos los días, la pongo día sí y día no y en el día que no la uso la verdad es que no noto la piel nada seca, sigue suave e hidratada, y por supuesto, ni rastro de la molesta descamación. 


Aquí podemos ver la textura. Para mí es muy cómoda de aplicar.


Y por último, tenemos aquí el aplicador. Me parece ideal, súper cómodo, no tenemos que andar abriendo y cerrando, simplemente apretamos y listo.

Pues nada, que estoy súper contenta con todo. Me parece que todo está muy bien cuidado, las nueces y la tila con el filtro y el bote me parecen un detallazo. El trato con ellos ha sido genial, así que de verdad, os animo a haceros con sus productos. Este producto es de venta en farmacias. Creo haber leído en otros blogs y reseñas que si en tu farmacia habitual no lo encuentras, pueden encargártelo sin ningún tipo de problema.

Así que por aquí queda esto. Espero que os haya gustado y que me dejéis por aquí abajo vuestros comentarios. ¡Muchas gracias!

Coral Garcia

Hola soy Coral, maquilladora y amante de la belleza. Bienvenida a mi pequeño espacio, espero que disfrutes leyendome y no olvides compartir, muchas gracias!!.