Revitaliza tu piel con Antiox de Máyikas

¡Buenos días! ¿Qué tal tenemos la recta final de la semana? Yo por aquí con mucho trabajo pero sacando huequitos de donde puedo para escribir un rato. Hoy vengo a hablar sobre una cremita facial que estoy usando y que me está gustando mucho. Me ha llegado desde una web que hasta el momento no conocía pero que desde aquí os animo a probar, y se trata de Mayikas.


Mayikas es una tienda que ofrece productos de cosmética creados por la farmacéutica Isabel Fernández. Entienden la cosmética como una momento de placer, dedicado al cuidado uno mismo, de mimar nuestra piel... y lo mejor es que todos los ingredientes son naturales y la mayoría de ellos provienen de cultivo ecológico, obtenidos de forma respetuosa con el medio ambiente y sin ser testados en animales. 

Si os parece bien, vamos a ver más a fondo la cremita en cuestión.


Crema facial revitalizante indicada para pieles apagadas que necesitan recuperar su vitalidad. Esta crema contiene los siguientes ingredientes:

-Extracto de Gingseng: estimula el crecimiento y la proliferación celular. Ayuda a que las células se renueven.

-Extracto de Centella Asiática: estimula la biosíntesis de colágeno.

-Extracto de Mimosa Tenuiflora: posee propiedades estimulantes, inmunomoduladoras, antioxidantes y antirradicales libres.

-Aceite de Comino Negro: rico en ácidos grasos no saturados, aminoácidos esenciales y minerales. Es antioxidante, rejuvenecedor, vigorizante y atenúa las manchas producidas por la edad. 

- Aceite de Germen de Trigo: posee una elevada concentración en Vitamina E, lo que le confiere un elevado poder antioxidante y es rico en ácido linoleico. Contiene ácidos grasos con propiedades hidratantes, nutritivas y calmantes. 

En cuanto a mi experiencia con esta crema, está siendo muy buena. Aún la tengo en uso y es la que uso cuando me ducho, cuando me limpio la cara antes de dormir... Yo para las cremas faciales soy un poco especial. Siempre he comentado por aquí que me gusta mucho la cosmética natural y bio, pero en cremas faciales intento que siempre sean así, que no lleven siliconas ni parabenos, que todo lo que absorba la piel sean nutrientes naturales, así que por esa parte estoy super contenta.

El olor de la crema llama mucho la atención. A mí me huele a especias, supongo que será por el componente de comino. Es un olor agradable, natural, nada artificial.

Lo que más me gusta es que deja una sensación muy agradable en la piel. Yo normalmente, y ya estaréis hartas de oírmelo decir, trabajo bastante y estoy cansada, así que mi piel también lo nota, pues se apaga y se vuelve más seca, y puedo decir que esta crema me calma mucho la piel, se nota una sensación muy fresca y agradable, y sí es verdad que me la noto un poco más luminosa.

En cuanto a la hidratación, de momento me está aportando la que mi piel necesita, que no es poca, pero para nada me deja sensación grasienta o pesada en la piel, por lo que puedo suponer que en pieles tan secas como la mía también va a ir bien.


La textura es muy ligera, muy fácil de extender y como ya os decía, muy agradable a la piel. Se absorbe muy rápido.

Como podéis ver en la foto de arriba, el dispensador es muy cómodo, de los que a mí me gustan, saca el producto justo y necesario y no desperdiciamos. Además no se contamina tanto como un tarro normal y no tenemos que andar metiendo los dedos.

Bueno, esta crema la podemos encontrar aquí por un precio de 28,50€. La cantidad que trae el bote es de 50ml.

Y hasta aquí llega la entrada de hoy. ¿Quién se anima a probar esta crema?

Espero que os haya gustado la reseña y espero vuestros comentarios. ¡Muchas gracias!

Coral Garcia

Hola soy Coral, maquilladora y amante de la belleza. Bienvenida a mi pequeño espacio, espero que disfrutes leyendome y no olvides compartir, muchas gracias!!.